Home > Gambling Blog > Mitos en tragaperras

Mitos en tragaperras

¿Qué es un mito? De acuerdo con el diccionario de la real academia española, un mito es una “Narración maravillosa situada fuera del tiempo histórico y protagonizada por personajes de carácter divino o heroico”, y también una “persona o cosa a las que se atribuyen cualidades o excelencias que no tienen, o bien una realidad de la que carecen.” ¿Y qué tiene que ver todo esto con las tragaperras? Sigue leyendo y te enterarás de un par de supuestas “verdades” con respecto a las tragaperras y en las que ya no deberás creer.

En primer lugar, voy a analizar una creencias o “mito” de tragaperras que consiste en una “narración maravillosa situada fuera del tiempo histórico”. Como ya sabes, atrás quedaron los tiempos en los que las slots se operaban al girar una manivela. Sin embargo, aún en estos tiempos, hay personas que creen que, incluso al jugar online, es mejor girar una manivela que presionar un botón de START, INICIO o como se lo nombre en cada máquina tragaperras en particular. ¿Por qué es falso? Porque todas las tragaperras se basan sobre el mismo algoritmo generador de números al azar y sin importar cómo se lo active, hará su trabajo. Sí, ¡incluso las que están en los casinos de tu localidad!

En segundo lugar, deseo presentar (¡Y derribar!) las creencias relacionadas con una “persona o cosa a las que se atribuyen cualidades o excelencias que no tienen, o bien una realidad de la que carecen.” ¿Cómo se cumple esto con respecto a las tragaperras? Pues, algunos jugadores inexpertos sostienen que las probabilidades de una máquina pueden cambiarse mientras se está jugando. Esto es atribuir a la máquina una cualidad o excelencia que no tiene: Las slots están programadas para otorgar un cierto pago y el mismo no depende de la cantidad de tiempo que pases jugando en ella. Ningún casino tiene la posibilidad de cambiar la programación del chip ni el algoritmo generador de números al azar mientras el jugador está en plena partida. Además los casinos, tanto online como del “mundo real”, reciben supervisiones constantes para prevenir el fraude y los errores de programación o configuración del juego.

Y para terminar, y tal como es siempre necesario para derribar un mito, nada mejor que la verdad: Las tragaperras se han diseñado para que obtengamos diversión y emoción de ellas. Obviamente, podemos poner en práctica ciertas estrategias sobre la base del conocimiento de sus apuestas y pagos, pero no podemos engañarlas y, por suerte, ¡tampoco podemos ser engañados por ellas!